Frenos de disco vs frenos de tambor

Frenos de tambor vr freno de disco

Los frenos son una parte esencial de la seguridad activa de un coche, permitiendo controlar las paradas y la intensidad de nuestro recorrido. Además de un buen mantenimiento de estas piezas, es recomendable saber qué tipo de freno monta nuestro coche para percatarse a tiempo de fallos o síntomas de avería.

Actualmente hay varios sistemas de frenos en el mercado, pero los que más abundan son los frenos de disco, que son muy eficaces y con una mejor refrigeración. En buscatucoche ya te hemos contado qué tipos de frenos de coche existen, pero ahora te detallamos la diferencia entre los dos principales sistemas que montan los coches en la actualidad: los frenos de tambor y los frenos de discos. Toma nota de todas sus características y de su funcionamiento.

Cómo funcionan los frenos de disco

Los discos de freno están compuestos por un disco mecánico que recibe presión por medio de las pinzas de freno, otro segmento básico dentro del sistema de frenados. Para que la fricción esté controlada, se utilizan las populares pastillas de freno, que lubrican este sistema y evitan que haya una corrosión excesiva. Una buena calidad de los materiales y de todos los componentes del sistema de frenados, es fundamental para garantizar la seguridad de nuestro coche.

El funcionamiento de los frenos de disco se basa en la presión que se ejerce sobre el mismo.  Una vez que pisamos el pedal del freno, una bomba lleva el líquido de los frenos hacia las pinzas y después las pastillas hacen fricción y convierten ese movimiento en calor: el resultado es una deceleración progresiva o más inmediata, dependiendo del tipo de pisada que hayamos llevado a cabo.

Freno de disco

Ventajas de frenos de disco

Los frenos de disco tienen una gran ventaja frente a los frenos de tambor y por ese motivo son los mayoritarios actualmente en todos los mecanismos. La corrosión en general es menor, aumentando la eficacia y el riesgo de fatiga.

Hay algunos signos que debes de tener en cuenta si tu coche dispone de un freno de disco: si tu coche frena poco, esto puede deberse a que la bomba de freno esté en mal estado. Si la frenada no es firme, esto puede deberse a un mal estado o una mala alineación de los neumáticos. Por último, si el pedal del freno está muy blando, es recomendable eliminar todo el aire que se ha introducido en el sistema de frenado. Esto siempre debe determinarlo un experto en el mundo del motor.

pastillas de freno

Cómo funcionan los frenos de tambor

El uso de los frenos de tambor ha disminuido con el paso de los años, a pesar de que su eficacia ha sido más que probada en la fabricación de coches durante décadas. Actualmente se utilizan en los coches más pequeños o de menos potencia, situándose en las ruedas traseras: aquí es donde se ubica el mayor porcentaje de frenado. Este sistema se compone de varias piezas como el propio tambor, que no es más que una pieza móvil que se queda fijado en las ruedas; las zapatas, los muelles o el plato.

Al igual que los frenos de disco, los frenos de tambor funcionan por medio de la fricción de los elementos, pero en esta ocasión, cuando se pulsa el pedal de frenada, un pistón empuja las zapatas contra un tambor. Tanto los muelles como el líquido de frenos hacen funciones básicas, permitiendo que las distancias de los mecanismos sean las correctas.  Es conveniente prestar atención a este sistema, cambiando los elementos necesarios cada 6000 kilómetros aproximadamente.

Ventajas de frenos de tambor

Los frenos de tambor son los más clásicos en el mundo de la automoción, por eso su construcción está mucho más generalizada y es más económica. Los discos de tambor tienen una superficie más amplia, de ahí que su duración es mayor en comparación con los mecanismos de los frenos de tambor. Gracias a su forma, la mecánica hace posible que la frenada sea más potente sin tener que aumentar la presión. En comparación con los frenos de disco, su resistencia es ligeramente mayor y su corrosión (a causa de los materiales) disminuye.

Funcionamiento frenos de tambor

La elección de un tipo de freno u otro no siempre es posible, ya que es el propio fabricante el que decide cuál es el mejor sistema para el motor y para la potencia del conjunto. Sea cual sea tu sistema de frenado recuerda que es recomendable llevar a cabo un buen mantenimiento preventivo y detectar cualquier anomalía. Consulta todos nuestros coches kilómetro cero y no dudes en consultarnos cualquier cuestión de su mecanismo.